El Rey ha muerto.

Y me parece una tragedia porque de todos los reyes que he tenido es el más carismático, con diferencia.

goteando carisma y goteando sex appeal

El Rey de las hamburguesas se marcha. O lo echan. No lo tengo nada claro. Hace años ya que McDonalds retiró sus muchas mascotas (el RobaHamburguesas era mi preferido) para intentar adoptar una imagen saludable, moderna y todas esas tonterías que uno asocia al instante con cadenas de hamburguesas baratuzas.

Burger King mantenía al rey. Y hacía una publicidad con algo de personalidad. Pero tiene toda la pinta de que la corrección política y la falta global de cojones en el mundo de las marcas multinacionales se ha cobrado otra víctima.

Magnicidio por castración corporativa. Una tragedia.

¡Viva el Rey!

Aunque como estamos en época de religionudeces, lo mismo se aparece la virgen y resulta que todo ha sido una pesadilla.

OH MAN OH GOD OH MAN OH GOD OH MAN

No te hagas la estrecha

Años. Llevo años detrás de este disco.

Una amiga me dio el chivatazo una vez: “en la fnac están vendiéndolos a 1 euro”. Pero cuando llegué ya no quedaban. El pobre chalecoverde me tuvo que aguantar un rato buscando stock en el ordenador y por las baldas. Lástima.

Hoy, pasando por un Cash Converters se me ha aparecido la virgen con los tres reyes magos.

Mi vida es un poquito más completa. Me siento más cerca en espíritu a mi querida fangirl histérica de SJK.

WARRAAAAAAA

FULAANAAAAAAAAAAAAA

NO LE TOOOOOKEEEEEEEH

Empatía y doble destilado.

Todo el mundo tiene personas relevantes en su vida. Yo tengo personas relevantes. Tú tienes personas relevantes. Hitler tenía personas relevantes.

Hasta Mike Godwin tenía personas relevantes, y eso que nunca conoció a Hitler.

Hablando con mi persona relevante preferente sobre empatía me di cuenta de lo coñacísimo y agotador que resulta tratar de mantener una identidad común para todas las ocasiones y compañías. Igual que con los productos, no puedes ser algo para todo el mundo. Ni puedes ni debes.

Y mientras me aplicaba cremita en los riñones para terminar de bajar la contractura que me dio el otro día he terminado de llegar a la conclusión lógica: necesito un destilado.

Un destilado del espíritu, vaya. O dos de ellos. Uno para ver qué sobra y otro para dejarlo todavía más perfilado.

Creo que esta vez lo tengo pillado. Ahora toca explorar más a fondo el pensamiento.

Mira, ya es de noche. Hace rato además.

<3

Culture Shock Reloaded

24 fue una serie cojonuda. Eso es un hecho. Y al parecer en Japón les gustaba tanto que pillaron a mi primo Kiefer para hacer algunas campañas en las que jugaba a ser Jack Bauer con cientos de colegialas.

O puestos a tirar de primos míos, mientras que aquí tiramos de Ruiz Mateos y su leche, ahí pillan a Scatman John (que en paz descanse, el pobre), le ponen a 30 niños alrededor y a tomar por culo el concepto.

Y a tomar por culo el concepto. Para qué coño quieres un concepto cuando tienes a Scatman John.

Y esa se la diferencia más gorda entre ellos y nosotros. Aquí cuando pillamos a un famoso para un anuncio, le hacemos poner la cara de Dreamworks y le enchufamos un copy con una coñita por la que abuchearían a Arévalo.

Allí al menos aprovechan para reírse un rato.